lunes, 8 de septiembre de 2008

Macarrones con salsa de queso

INGREDIENTES

-un puñado de macarrones por persona y otro de propina
-dos hojas de laurel
-un diente de ajo
-un puñadito de jamón serrano a taquitos
-una cuña pequeña de queso de oveja curado
-un poco de roquefor (no le he puesto porque no tenía)
-un vaso de leche
-una cuch. pequeña de maizena
-perejil picado
-aceite, sal.

PREPARACION
En una cazuela grande ponemos agua abundante con un puñado de sal, un chorrito de aceite y el laurel. Cuando hierva, echamos los macarrones, movemos para que no se peguen entre si, y seguimos moviendo de vez en cuando hasta que estén cocidos al dente. Unos nueve o diez minutos según la clase serán suficientes. Los escurrimos bien en el escurridor y mientras, en esa misma cacerola, ponemos un chorrito de aceite y doramos un ajo en laminitas. Cuando casi esté echamos el jamón cortado a taquitos chiquititos y movemos. Enseguida echamos la pasta y rehogamos unos minutos. Apagamos el fuego, tapamos y reservamos. Vamos a hacer la salsa. En una sartén ponemos la leche y el queso cortado a trocitos. Movemos y veremos como se va desaciendo. Si está algo líquida en una tacita con un poquito de leche fría echamos una cucharadita de maizena y cuando esté disuelta, se disuelve enseguida, la incorporamos a la salsa. Este es un truco muy eficaz para espesar salsas y guisos. La maizena se disuelve siempre en frío. En leche o en agua. Bueno, pues cuando ya está, ponemos sal con cuidado que el queso ya es bastante salado, y perejil picado. Servimos los macarrones blancos y añadimos la salsa. Es muy fácil.