viernes, 8 de febrero de 2013

Judías pintas con vegetales todo en crudo para el frío

Después de unos días de descanso en la aldea rodeada de nieve pero bien calentita en casa al calor de la estufa de leña retomo hoy mi actividad blogueril.  Caldos y legumbres cocidas a fuego lento en la cocina de leña han sido la tónica de estos días. Nuestras gallinas han puesto sus primeros huevos y estábamos como niños con zapatos nuevos. Todo el día nevando  y ellas tan campantes salieron a pasear por el manto blanco.

recetas febrero13 110 copia

Los primeros huevos, un regalazo después del viaje.

recetas febrero13 070 copia

Fueron a parar a un bizcocho de limón con nueces de la aldea para la merienda. El día anterior a la nevada plantamos nuestros árboles frutales y menos mal porque al día siguiente hubiese sido imposible. Ya fueron bautizados por la nieve, y de que manera!

Un manzano golden

recetas febrero13 076 copia

Un peral conferencia

recetas febrero13 077 copia

Un nogal

Y un cerezorecetas febrero13 079 copia

recetas febrero13 082 copia

Y mientras nevaba, nada mejor que cocinar una buena legumbre a fuego lento. En este caso judías pintas que son las que tenía en casa.

judías pintas con vegetales,ración copia

Para los dos solos hice esta olla que tiene un tamaño muy cuco y muy recogido. El barro en la lumbre deja las legumbres suaves y tiernas.

INGREDIENTES

-un puñado de judías pintas por persona más otro de propina por si se quiere repetir (así fue)

-media cebolla

-un puerro

-dos dientes de ajo

-un tomate mediano

-una zanahoria mediana

-una patata mediana

-una cucharadita de pimentón dulce

-un clavo de olor

-una hoja de laurel

-aceite de oliva y sal

PREPARACIÓN

La noche anterior ponemos a remojo las judías. Escurrimos de ese agua y las ponemos con agua fría al fuego. Ponemos los ajos pelados y enteros, la zanahoria pelada y cortada en rodajas finas, la cebolla cortada en juliana fina, el puerro cortado en juliana y el trozo que empieza a estar verde lo ponemos entero. Rallamos el tomate y lo incorporamos al guiso. Ponemos también la hoja de laurel, el clavo de olor y el pimentón. Regamos con un chorro generoso de aceite de oliva crudo y ponemos sal.

judías pintas con vegetales2 copia

Tapamos y dejamos cocer a fuego lento una hora.

judías pintas con vegetales1 copia

Al cabo de ese tiempo incorporamos la patata pelada y chascada en trozos pequeños. Tapamos de nuevo y dejamos cocer hasta que estén tiernas, por lo menos otra hora.

judías pintas con vegetales3 copia

Durante la cocción romperemos la cocción con un chorrito de agua fría para que las judías salgan más suaves y tiernas. Es lo que se llama “asustar a las judías”

judías pintas con vegetales4 copia

judías pintas con vegetales5 copia

No hay prisa, es un día para estar en casa relajado leyendo un buen libro o bordando al lado de la estufa.

judías pintas con vegetales6 copia

Espero que os guste el reportaje de pueblo con olor a leña y a chocolate caliente.

46 comentarios:

Carolina dijo...

Marisa, que plan más chulo el de pasar unos días rodeada de la naturaleza.
EL guisito me encanta,además me recuerda a uno que prepara mi mami y que está de vicio
Besitos

Jacin Nit dijo...

Hola Marisa, que reportaje mas bonito, una casita en la naturaleza me encanta, y las judías no digamos el plato que te quedó.
Besitos.

Blanca Granda dijo...

Que envidia me has dado, que bonito el paisaje y ese guisito tan apetecible... Buen fin de semana y un besito

Anónimo dijo...

Je l'avoue, je n'ai pas été sur le cocinaconmarisa.blogspot.ru dans un temps long mais il a été une autre joie de voir Il est un sujet aussi important et ignoré par beaucoup, même des professionnels. Je vous remercie pour aider à rendre les gens plus conscients des enjeux possibles.

Caty Pol dijo...

wow! me encantan las judías, un plato rico para entrar en calor o para disfrutarlo simplemente.
Yo rezo para que este año no nieve, no me gusta nada y desde que vivimos aquí, ya hace dos años, cada año ha nevado, joooo.... jajaja
Si es así yo también quiero judías ;)
Besitos guapa

KRIS dijo...

Madre mia !!! no se que me ha gustado más, si el plato de judias, el puchero, la cocina, la nieve, los huevos caseritos o los arboles que habeis plantado !!!
Que maravilla !!!!
Me encantaaaaaaan los pueblos, yo quiero tener pueblo, jejejeje

Besotes y buen finde carnavalero

Nuria Eme dijo...

Si la envidia fuese tiña, yo estaría ahora mismo rasca rasca que te rasca.
Me ha encantado la entrada: ver la nieve, los huevos, los futuros árboles frondosos cargados de fruta, esa cocina de leña y el pucherete que has preparado. Recuerdo después de 20 años unas alubias guisadas al rescoldo de unas leñas, y babeo sin remedio.
Me imagino esos sabores, y....sigo con la envidia, que lo sepas :)
Besotes mi niña.

carmenpiva dijo...

Preciosa entrada, Marisa. Qué lujo todito todo: la fruta que vas a tener dentro de poco, el paisaje, la cocina tan acogedora, los huevos caseros, el bizcocho en el que se convirtieron, el platito de judías... ¡una maravilla!
Un besín.

Angie dijo...

Delicioso, Marisa, y más todavía hecho en leña! Y después un trocito de ese postre de queso. Qué rico menú! Un besazo.

Marhya dijo...

¡Que rico y reconfortante, Marisa! Se ve magnífico.
Y qué bonita la nieve, ainsss.
Seguro que esos frutales dentro de unos pocos años os dan muchas alegrías y muchos ricos momentos en la cocina y en la mesa.
Besos.

PINKY dijo...

Marisa ,ese pote de fabinas pintas es todo un lujo cocinado en esa cocina a fuego lento y "chup chup" poquitin a poquitin ,si luego para la cena hay un huevin de esas gallininas tuyas ,ya no se puede pedir mas ,de ahi al cielo
besinos guapa

nieves dijo...

Me ha encantado todo lo que nos cuentas Marisa. El estar en una casa de campo rodeada de naturaleza y nieve, es un lujo que no está al alcance de todos. Si además, cuentas con esa estupenda cocina de leña, para poder hacer los guisos lentamente, como se hacían antes, el guiso se convierte en algo exquisito. Nada que ver con la inducción o adelantos semejantes. Y ya como broche de oro, esos frutales y esos huevos camperos... ¡una auténtica felicidad! Enhorabuena por poder disfrutar de tanto bueno.

Un besín.

Marta dijo...

¡Qué envidia! Un poquito de frio, un buen fuego y un potaje de alubias, no se puede pedir más.
Besitos guapa

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Sin duda un lugar tranquilo, me gusta esa cocina y la olla es una monada.
Nos traes un plato muy sano para comer legumbres tan necesarias.
Besos.

A´Punto dijo...

Esto son platos de los que curan hasta el alma¡ besiños

Silvia dijo...

que bueno, y ahora con el frio que ricura, apetecen un monton!

montsemorote dijo...

Que bonito, poder estar rodeada de naturaleza y nieve, que descanso.
Un plato de cuchara de lo más bueno, echo en ese fuego de leña, que al verlo me a traído recuerdos,de cuando yo era pequeña y en casa de mis abuelos tenían este fuego.
Besos
Cocinando con Montse

Silvia dijo...

!que envidia me estas dando!.....plantar esos árboles, recoger esos huevos frescos, y hacer esas judias en la cocina económica........vamos que se me estan poniendo los dientes largos...jajaj, disfruta de todas esas cosas, a mi me encanta, una buena receta, besazos

Sonia dijo...

Hola Marisa!! Ains por donde empiezo...me gusta todo la receta, la cazuelita de barro, el fuego de leña, los árboles frutales que has elegido, los huevos, la nieve, la aldea...en fin que me ha encantado esta entrada...
Felicidades por todo...disfrútalo siempre que puedas...nosotros vivimos en una casita de campo...y que ilusión plantar los árboles...hoy después de 9 años, algunos nos dan frutos...y es un lujazo y una satisfacción indescriptible saborearlos y verlos crecer...ahora que por aquí nieve...poca, poca...ninguna...jajaj!!
Salu2 preciosa.
Cocinandovoyrecetandovengo.

Ido dijo...

¡Qué envidia me das! Descansando en el pueblo, y disfrutando de la naturaleza aunque sea puro invierno, y en casa al calorcito... Y con esos platos tan ricos, lo bien que sientan!
Un besote

Teresa dijo...

Pos mira, en ese fuego y con esa cazuela rozan la perfeccion ... ves como si existe !!!!!! jajaja
Besos

Cristina dijo...

Hola!! Me ha encantado tu entrada,y preciosas las fotos... me recuerda un montón al pueblo de mi madre... pero el guiso se ve estupendo y muy apetecible con este frío, para mi gusto es lo que mejor sienta!
un besote!

Morguix dijo...

Pues me ha encantado el reportaje, la nieve, la olla de barro... y lo que hay dentro de la olla de barro, que es de lo mejor para estos fríos.
Un besote, guapa.

Sefa dijo...

Y que bien se esta con el frio y la nieve fuera bien calentitos y con esa comida tan rica, que olla mas chula, bsssssssss.Sefa

Carmen dijo...

Marisa, me gusta el reportaje, la receta yyyyy sobre todoooo esa cazuela de barro y esa cocina sobre la que has cocinado las judías. A mí no me saldrían ni remotamente parecidas concinadas en la vitro y en la olla a presión. Nada que ver !!!

Adita Donaire dijo...

Hoy es un lujo comer un plato de puchero de barro en lumbre de leña estan para ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡no parar de comer me encantan esto potajes en barro besos

Olga Riofrio dijo...

Que ricos platillos.
Aca seguimos con frio tambien.
Besos
Olguis.

♥ Ana dijo...

Vaya paisaje más bonito con toda esa nieve, la verdad es que el mejor plan era estar en casita con un puchero calentito y rico para meterse en el cuerpo, a fuego lento, como se ha hecho toda la vida
Y el bizcocho que hiciste con esos huevos tendría qeu estar de escándalo, que bueno todo
Ahora, a esperar que esos árboles frutales den sus frutas ricas
Un besote

señorita mandarina dijo...

muchisimas gracias de verdad, ya no me sale que mi blog tiene virus , gracias

Arima arimas dijo...

Hola, que delicia este plato de cuchara, que bonito ver nevar.

Saludos!!!

Nora dijo...

Me has dado mucha envidia, que tranquilidad se respira en las fotos y en el post...no soy muy de judías pero estas al fuego tienen que estar deliciosas.
Un besito.

Miren dijo...

No hay nada como la vida rural, cada día lo tengo más claro, dichosas somos!!, maldita la hora en que mis padres quitaron la cocina de leña, ahora tenemos chimenea pero no para cocinar.
Un abrazo.

Trini Altea dijo...

Que delicia de plato, y que bonito el puchero de barro. Un beso

Angels dijo...

Marisa, me ha encantado tu entrada, y la presentación con esta olla y el entorno, es fantástico, el resultado es que estas judías tienen de estar riquísimas. Un abrazo

Pusoronenito (Jorge Iglesias) dijo...

Un reportaje estupendo en plena naturaleza y unas judías buenísimas, distintas a las que yo he hecho, pero con olor a leña y en puchero de barro. Geniales.
Besos
Jorge.

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Por aquí de nuevo y esta vez ya no desaparezco, o al menos eso espero...cuanto tiempo, pero cuanto sin visitarte...realmente no he podido, pero ya mucho mejor y restablecida, vuelvo al ataque.
La verdad marisiña, es que se te echaba mucho en falta, pero siempre podremos recuperar el tiempo perdido...eso espero y con este pedazo de plato que nos pones para los días fríos gallegos, dudo que me vaya a otra parte!
Me alegra volver a charlar contigo y mucho, un beso enorme!

Toñi (picapusa) dijo...

ohhhh que maravilla cocinar con esa olla!! que rico plato por favor!! como me gusta!!

Mercedes dijo...

Hola Marisa cuanto detalle mira, estas judías una maravilla, además cocidas estilo antiguo, como lo hacían nuestros abuelos que era la mejor comida hecha con mucho cariño y tiempo, y el postre de queso delicioso me encantan los postres de queso.

sofiaaurora dijo...

Menuda coincidencia, te puedes creer que yo he hecho algo parecido pero con gabanzos y la verdad es que nos gusto mucho, este platito tuyo con judias tiene que estar de fabula, menuda nevada, la semana pasada estuvo mi hija en León y la nieve casi les deja incomunicados, besos
Sofía

laury dijo...

Hola! prefiero las blancas,pero a un plato de estos no se le hace un feo por na del mundo,que entra que no veas de bien! es lo que pega con este frio...por cierto,las fotos,preciosas!
saluditos.

CARMEN dijo...

Marisa, como tiene que estar ese guiso a la leña!!
Me ha encantado la entrada.
besitos

HELENA dijo...

Ains Marisa que pucherito mas mono, mi madre en el pueblo tiene uno igual...y que ricos salen ahi los cocidos eh.

Ya veo que estas de "arboles frutales" a ver si te dan fruto, porque yo plante un manzano hace 3 años y no me da mas que hojas el jodio...dicen que tienen que tener mas de su especie para polinizarse...ainsss no se...

jajaj bueno ya estaremos en contacto huertero.

Un besote y saludetes

Choni dijo...

Hola reprezioza:
Cuanto tiempo sin leerte jamia, pero es que la dichosa contractura me impide estar en el pc todo lo que quisiera, ya tengo bastante con la costura!!! Siento no entrar a saludaros todo lo que me gustaría... pero sé que me entendéis!!
De la receta no voy a decirte ná de náaaaaa,porque se que estará de rechupete, pero de ese fogon y ese pucherito de barro... aimssssss que cosa mas monaaaaaa, como te los envidio!!!

Besitos, cielo

Marisa dijo...

Hola a todoos! me alegro d eque os haya gustado este precioso reportaje lleno de naturaleza y buen rollo. Espero ansiosa la primavera para ver los cerezos en flor, allí son silvestres y aunque más tardios también ofrecen un bello espectáculo.
Gracias a todos por vuestras visitas y comentarios!
Un besooo

Lara dijo...

Hola Marisa!!.. Madre mía ese guisito os tuvo que saber a gloria bendita. Y que bien sienta pasar unos días en plena naturaleza desconectando de la rutina de todos los días.
Un beso grande!!

foodtravelandwine dijo...

Envidia me da leerte....ese olor a lena....acocina de pueblo me encanta....me transporta al campo....al frio de las mananas....que buen momento he tenido al leerte!.......Abrazotes, Marcela