Mostrando entradas con la etiqueta mermeladas y conservas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta mermeladas y conservas. Mostrar todas las entradas

jueves, 4 de septiembre de 2014

Pisto en conserva

Como en años anteriores y desde que tenemos el huerto conservo la producción embotando todo lo que puedo para así tener repleta la despensa para el invierno. Y esta última vez que fui a la aldea estuve tres días embotando acelgas, judías verdes y pisto. Es muy cansado y entretenido pues trabajo en Madrid la semana y cuando libro me voy a la aldea a recoger y embotar, pero me gusta y me lo paso bien. Y luego caigo rendida y duermo como un lirón.

conserva de pisto2 copia

Este año he embotado dos clases de pisto, sin pimiento verde que no le gusta a mi marido (por supuesto este pisto será para él), y otros con su pimiento verde que serán todos para mi y mi hija.

*Mirar bien las tapas y si están algo deterioradas u oxidadas por poco que sea desecharlas y comprar tapas nuevas. Las venden sueltas en las ferreterías.

INGREDIENTES

-pisto ya preparado

-tarros limpios

-tapas nuevas

PREPARACIÓN

Prepararemos el pisto como tengamos costumbre.

En una cazuela grande ponemos a esterilizar los tarros y las tapas nuevas. Metemos un paño limpio de algodón con el fin de que no se golpeen los tarros y se puedan romper. Tapamos la cazuela y cuando empiece el agua a hervir, quitamos la tapa y lo tenemos hirviendo diez o quince minutos.

conserva de guisantes5 copia

Con una tijereta larga iremos sacando los tarros y las tapas y colocándolos tumbados en la encimera para que escurran bien. Calentamos bien el pisto. Cuando esté bien caliente apagamos el fuego y cogiendo con un paño un tarro vamos echando el pisto con una cuchara grande cuidando de no manchar el borde del tarro y llenándolo hasta la rosca sin llegar hasta arriba del todo. Lo dejamos sobre la encimera y limpiamos con el paño bien el borde del tarro antes de cerrarlo. Ahora cerramos bien con su tapa. Hacemos lo mismo con todos hasta terminar con el pisto. Si nos queda el último tarro a medias lo dejaremos en la nevera para consumirlo. Ahora, en el agua que habíamos hervido los tarros, quitamos un poco de agua e introducimos los tarros llenos y llevamos a fuego fuerte. Dejaremos que el agua les cubra hasta la rosca y colocamos el paño con ayuda de la tijereta alrededor de todos los tarros para que no se golpeen entre sí y se puedan romper.

conserva d episto1 copia

A partir de que empiecen a hervir lo dejaremos cociendo al baño maría unos veinte minutos. Al cabo de ese tiempo sacamos los tarros con ayuda de un paño para no quemarnos y los vamos poniendo en la encimera boca abajo veinticuatro horas. Al cabo de ese tiempo les damos la vuelta y comprobamos que está bien hecho el vacío presionando con los dedos la tapa, si está hundida y no se mueve está bien hecho. Si al presionar con los dedos tiene la tapa movimiento no está´bien hecho el vacío por lo que lo dejaremos para consumo inmediato. Ya tenemos nuestra conserva de pisto para el invierno. Etiquetamos con el nombre del producto y el año de preparación.

martes, 22 de abril de 2014

Tomates deshidratados en aceite de oliva

Desde que me aficioné a tener tomates deshidratados en mi armario gracias a nuestra querida amiga bloguera Marhya los he utilizado en mis guisos un montón de veces. Y hace poco vi en un blog pero no me acuerdo en cual era que los conservaba en aceite de oliva. Que buena idea, me dije. Me apetecía mucho probarlos y los hice a mi modo. Se pueden poner las hierbas y especias al gusto, yo elegí romero y tomillo seco, aunque si hubiese estado en la aldea lo hubiese puesto fresco que creo que hubiese quedado mucho mejor. .Aquí lo dejo, espero que os sea de tanta utilidad como a mi. Son ideales sobre todo para utilizar en invierno que son tan caros los tomates  para guisar son geniales. Aunque también los tengo secos en la bolsita, ahora mi armario rebosa de tomates deshidratados jajajajaja, cuando me da por una cosa..

tomates secos en aceite,racion copia

INGREDIENTES

-una bolsa de tomates secos

-una cucharilla tamaño postre de romero seco

-una cucharilla tamaño postre de tomillo

-dos dientes de ajo medianos

-aceite virgen extra

PREPARACIÓN

En un cazo ponemos bien de agua a calentar con los tomates secos. cuando el agua empiece a hervir lo tenemos cinco minutos.

tomates secos en aceite1 copia

tomates secos en aceite2 copia

Pasado este tiempo los echamos al escurre verduras y los dejamos escurrir bien. A continuación los echamos en una fuente bien esparcidos y los secamos un poco con papel absorbente. Dejamos enfriar muy bien. En un tarro ponemos los tomates, el tomillo y el romero, los ajos pelados y lo cubrimos todo con aceite de oliva.

tomates secos en aceite3 copia

tomates secos en aceite4 copia 

Tapamos el tarro y lo movemos para que se mezcle todo bien. Ya tenemos listos nuestros tomates secos en aceite para consumirlos.

tomates secos en aceite5 copia

Estos tomates los utilicé para hacer una salsa riquísima para un plato de pasta que pondré en la próxima entrada.

jueves, 29 de agosto de 2013

Guisantes en conserva

Mientras estaba en la aldea de vacaciones se producía la cosecha del guisante. Me dieron guisantes por cubos así que me pasé un par de días embotando y congelando guisantes sin tregua. Esto es solo una parte de todos los tarros que salieron.

conserva de guisantes9 copia

Tres cubos como este nos trajeron a casa por sorpresa y recién cogidos.

conserva de guisantes1 copia

Primero hay que lavarlos y los que vayamos a congelar tendremos que extenderlos bien para que se sequen  para que luego no salga escarcha. Si son pocos en un paño de cocina bastará

conserva de guisantes2 copia

pero si son muchos como en mi caso habrá que poner una colcha vieja y bien limpia en el suelo y extenderlos para que se sequen bien.

conserva de guisantes3 copia

Cuando estén bien secos los vamos poniendo en bolsas y al congelador. Esto es para congelarlos.

Para hacer la conserva no es necesario que se sequen pero sí que estén bien lavados. Los tarros sirven los que guardamos en casa pero las tapas que estén deformadas, golpeadas o con algo de óxido habrá que desecharlas. Tanto los tarros como las tapas se pueden adquirir en las ferreterías. Tendremos que cocer los guisantes por tandas. Pondremos dos cazuelas, en una más grande ponemos bien de agua con un paño de cocina dentro y los tarros y las tapas para que al hervir se esterilicen.  A partir de que empiece a hervir el agua lo tendremos cociendo quince minutos. Los sacamos con una tijereta larga.

conserva de guisantes5 copia

En la otra  cazuela ponemos agua con sal a hervir. Cuando hierva ponemos un montón de guisantes y medio tapamos.

Dejamos cocer a fuego moderado unos quince minutos. No cocer mucho para que no se deshagan y se despellejen. Es mejor dejarlos “al dente”.

conserva de guisantes4 copia

Cuando estén cocidos, con un cazo sopero los vamos introduciendo en los tarros ya esterilizados con un poco de su caldo. Llenamos hasta el borde con la rosca. Secamos muy bien el tarro por la rosca  por fuera y cerramos bien. En la misma cazuela donde hemos esterilizado los tarros los ponemos de nuevo y los tenemos al baño maría quince minutos para que haga el vacío. Pasado ese tiempo los sacamos, los ponemos boca abajo hasta el día siguiente. La conserva estará hecha. Guardaremos en la despensa en un lugar fresco y seco y a salvo de la luz, en un armario si puede ser.

conserva de guisantes8 copia

miércoles, 10 de octubre de 2012

Zanahorias en vinagre

Como el huerto ha sido más que agradecido este año, tenemos bastantes zanahorias. He optado por hacer zanahorias en vinagre y otras congelarlas.

Las zanahorias en vinagre es una idea que cogí de Marhya, tiene un blog extraordinario con montones de ideas de huerto, bueno y de todo. Hasta recomendaciones de libros y novelas. Y viniendo de ella sabía que me iban a encantar y que saldría bien. así que lo llevé a cabo.

zanahorias en vinagre3 copia

INGRDIENTES

-6 zanahorias medianas (para estos dos botes)

-250 ml. de vinagre común

-250 ml. de agua mineral

-media cucharadita tamaño moka de sal para los dos botes.

PREPARACIÓN

zanahorias en vinagre1 copia

Pelamos bien las zanahorias y las cortamos en rodajas que no sean gruesas, ya que las utilizaremos para ensalada. Ahora, en los botes pondremos las zanahorias. Haremos en el vaso de la batidora que viene medidor apartes iguales vinagre y agua mineral. Cubrimos las zanahorias con esta mezcla y ponemos la sal  en cada bote. Cerramos muy bien los tarros y les ponemos la fecha de envasado. A las tres semanas podemos abrirlos. Están riquísimas, os lo garantizo. Gracias Maby, me han encantado, es una idea excelente para conservar nuestras zanahorias. Ya viendo lo bien que quedan el año que viene haré bastantes más.

zanahorias en vinagre2 copia

domingo, 9 de septiembre de 2012

Acelgas en conserva

El año pasado cogimos muchas acelgas del huerto del pueblo e hice la prueba a preparar acelgas en conserva. Lleva su tiempo pero merece la pena luego abrir el armario y tener tus propias conservas. Este año he vuelto a repetir pues de nuevo nos ha dado muchas. Este es el proceso.

acelgas huerto6

INGREDIENTES

-manojos de acelgas muy frescas

-agua y sal

-tarros grandes con sus tapas

PREPARACIÓN

acelgas huerto julio1

Lo primero es limpiarlas muy bien. Estas como eran muy frescas y tiernas apenas tenían hebras, pero si las tienen habrá que irlas quitando de las pencas más anchas con un cuchillo afilado. Os enseño una foto antigua para que veáis el detalle de las hebras cuando las estoy quitando.

acelgas limpiando

Las cortamos en trozos medianos y las ponemos en la pila directamente. Las lavamos muy bien bajo el grifo.

Cuando estén bien limpias las vamos colocando en el escurre verduras. Mientras, ponemos agua a calentar en la olla exprés. Cuando empiece a hervir ponemos las acelgas y ahora sal. Cerramos la olla y ponemos la pirindola.

acelgas huerto julio3

Cuando empiece a dar vueltas bajamos el fuego y las tenemos diez minutos. Al mismo tiempo pondremos en una cazuela grande los tarros con las tapas para esterilizarlas bien.

acelgas huerto julio2

También un trapo de algodón de cocina para que no se golpeen unos con otros y se puedan romper. Cuando hierva el agua dejaremos diez minutos y los sacamos con una tijereta larga.  Una vez cocidas las acelgas dejamos que salga todo el vapor y abrimos la olla. Con un cucharón vamos echando a un tarro esterilizado y cuando esté prácticamente lleno añadimos un poco de su agua de cocción. Siempre dejaremos un dedo sin llenar. Cerramos muy bien el tarro y procedemos del mismo modo con los tres o cuatro que hayamos preparado. En una cazuela grande, ponemos el paño de antes y los tarros con acelga bien cerrados. Es aconsejable que sea una cazuela bastante honda. Esta es la más honda que yo tengo, tendré que comprar otra más honda con el fin de que el agua cubra más la conserva. Pero vamos, salió bien.

acelgas huerto julio4

Cuando empiece a hervir lo tendremos quince minutos para que haga el vacío. Al mismo tiempo pondremos a cocer más acelgas y a esterilizar más tarros. Y cuando hayan estado quince minutos al baño maría los sacamos con mucho cuidado de no quemarnos. Yo los puse boca abajo toda la noche, pero no sé si se suele hacer. Es para asegurarme de que no se sale nada.

acelgas huerto julio5

Y Así hasta finalizar con todas las acelgas que tengamos. Puede parecer una tarea algo estresante pues hay que hacerlo todo casi al mismo tiempo. Y acabas cansada, pero es un cansancio que bien merece la pena. Espero que haya sido de ayuda esta entrada.

acelgas huerto6

martes, 4 de septiembre de 2012

Mermelada de melocotón

Unos melocotones a buen precio bien merecen una mermelada como esta. Haced la prueba y veréis que espectacular, y nada más fácil.

INGREDIENTES

-1 kg. y 1/2 de melocotones

-700g. de azúcar

-el zumo de un limón

-una manzana (como espesante natural)

PREPARACIÓN

Estos melocotones pesaban alrededor de kilo y medio.

Y aquí después de pelados y sin hueso.

Total, 1 kg y 116g. Qué diferencia de peso verdad?

En una cazuela mediana y honda ponemos la fruta, el zumo de limón y la manzana cortada por la mitad y sin pelar. Llevamos al fuego mediano.

Cuando empiece a cocer lo movemos de vez en cuando vigilando que el fuego no esté fuerte para que no se pegue en el fondo y la fruta se cueza despacio.

Cuando esté cocida, es decir, blandita y que se rompa al partirla con la cuchara de madera ponemos el azúcar y movemos bien.

Ahora subiremos un poco el fuego para que no cueza muy lentamente pero que tampoco esté demasiado fuerte. Movemos de vez en cuando. Mientras, en una cazuela grande ponemos cuatro tarros con sus tapas cubiertos de agua y con un paño de cocina de algodón para que si chocan entre si no se rompan.

A partir de que el agua hierva lo tendremos quince minutos. Sacamos los tarros con una tijereta larga y los ponemos en la encimera. Cuando la mermelada haya cocido con el azúcar unos veinte minutos estará lista. Si no queréis que se note ningún trozo pasáis por la batidora unos segundos pero no suele hacer falta.

Retiramos la manzana y vertemos en los tarros esterilizados con un cacillo de sopa teniendo cuidado de que no se manchen los bordes del tarro. Si esto ocurre lo limpiaremos bien con papel de cocina inmediatamente. Llenamos los tarros y los cerramos bien poniéndolos boca abajo y en caliente.

Los mantendremos así hasta pasadas 24 horas. Pasado ese tiempo, ponemos la fecha en la tapa y adornamos los botes como más nos guste. Duran más de un año en la despensa.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Mermelada de cebolla

Por ahí por el mes de marzo cuando fuimos a Granada una amiga de mi cuñada le regaló un frasco de mermelada de cebolla. Yo no la había visto nunca y a juzgar por lo que me gustó le pregunté la receta. Ahora, que he recogido unas cebollas extraordinarias de la huerta en agosto me parecía el momento ideal para hacerla. el resultado, una mermelada con un sabor muy suave y rico.  Como más me gusta es combinada con queso semicurado de cabra de Goyo y María, que tienen sus cabras y quesería en Tondeluna, Ojacastro de La Rioja. Todo un manjar para los sentidos. Pero con un montón de cosas está rica, hasta encima de la morcilla a la plancha la hemos probado. Espero que os guste, es muy fácil de preparar.

mermelada de cebolla,racion

Este es el queso de cabra que compré en la aldea de Tondeluna

mermelada de cebolla,ración en pan - copia

Con el pan tostado o sin tostar, es igual. También se puede meter todo junto al horno unos minutos hasta que empiece a fundir el queso, resulta delicioso. Como espesante he utilizado el agar agar que no había comprado nunca. Lo hay en hebras y en polvo, yo lo compré en polvo en el herbolario, es un gelificante natural marino con mucho más poder gelificante que la gelatina. No tiene sabor y el resultado es fabuloso.

INGREDIENTES

-1 kilo y medio de cebollas o cebolleta fresca

-600 g. de azúcar

-1/2 cucharadita de moka de agar agar

PREPARACIÓN

En una sartén amplia ponemos toda la cebolla cortada en juliana fina a fuego medio dando vueltas de vez en cuando y observaremos que va saliendo el jugo a medida que se va cociendo.

mermelada de cebolla1

El primer jugo que sale se retira y cuando empieza a estar trasparente

mermelada de cebolla2

la pasamos a una cazuela mediana y subimos el fuego, añadimos el azúcar,   y movemos bien.

mermelada de cebolla3

Dejamos cocer por espacio de unos cuarenta minutos moviendo de vez en cuando teniendo cuidado de que no se pegue. Al cabo de este tiempo ponemos el agar agar y tener otros tres o cuatro minutos a fuego lento y ya la tendremos lista.

mermelada de cebolla4

Ahora en unos tarros que habremos esterilizado en una cazuela con sus tapas con agua que les cubra y durante media hora, vertemos la mermelada, cerramos bien los tarros y los ponemos boca abajo hasta el día siguiente.

mermelada de cebolla5

Salieron estos tres botes y otro pequeño no lleno que dejé en abierto para probarla cuanto antes.

mermelada de cebolla6 (1)

viernes, 1 de octubre de 2010

Mermelada de ciruela

mermelada de ciruela 7
INGREDIENTES
-1 kilo y 200g. aprox. de ciruelas variedad Claudia
-700g. azúcar
-media manzana (como espesante)
-el zumo de un limón
PREPARACIÓN
Lo primero lavamos bien bajo el grifo las ciruelas, las vamos quitando el hueso central y las vamos poniendo en un cacharro limpio.
mermelada de ciruela 1
Cuando tengamos todas, las ponemos en una cazuela honda pero no demasiado amplia con la media manzana y el zumo de limón.
mermelada de ciruela 2
Tapamos y dejamos que empiece a hervir. Irá soltando el agua que contiene la fruta moviendo de vez en cuando para que no se pegue. A medida que se vaya cociendo iremos bajando el fuego un poco para que no se nos pegue. Cuando esté cocida, en unos quince minutos, las ponemos en el pasapurés y lo pasamos muy bien.
mermelada de ciruela 3
Volvemos a poner la fruta ya pasada, y cuando empiece a hervir añadimos el azúcar y ahora si que hay que mover más a menudo porque ahora hay más posibilidad de que se pegue.
mermelada de ciruela 4
Dejamos cocer unos quince o veinte minutos para que evapore el agua y espese, y siempre destapado.
mermelada de ciruela 5
Mientras, en una cacerola grande, pondremos los tarros con sus tapas a esterilizar con agua que les cubra, un paño de cocina para que no se golpeen y se puedan romper,  y a fuego vivo. Lo dejaremos hervir unos quince minutos. Sacamos con una tijereta larga para no quemarnos. Cuando esté la mermelada la vertemos con cuidado de no manchar los bordes de los tarros para que hagan bien el vacío y los iremos poniendo boca abajo.
mermelada de ciruela 6
Los tendremos así 24 horas. Al cabo de este tiempo los podemos guardar en nuestra despensa.